¿Sabías que? Utilizar hielo y masajear el rostro con este, ayuda a tonificarla y lograr una piel más suave.

Lo que hace es tensar la piel y ayuda a reducir los poros dilatados.

Además, otros de sus beneficios son que rejuvenece, previene el acné,  estimula la circulación sanguínea, cierra los poros abiertos.

  • Para aplicar el hielo en el rostro se debe de limpiar muy bien la zona, que este libre de maquillaje.
  • Utilizar un paño para envolver el hielo a la hora de pasarlo por el rostro.
  • Realizar movimientos circulares por 2 minutos por todo el rostro, recordar que al llegar al área de los ojos la piel es más delicada y el masaje debe ser más suave.
  • Los cubos de hielo pueden ser preparados con manzanilla, té verde, agua de pepino.