Costa Rica construye estrategia para combatir abusos a menores en internet

El Gobierno y organizaciones de Costa Rica anunciaron el día de ayer el proceso para construir una estrategia nacional que prevenga y combata la explotación y abusos contra menores de edad en internet.

El objetivo de la iniciativa, que pretende seguir el modelo 'We Protect' utilizado en Estados Unidos y Europa, es que Costa Rica cuente con una hoja de ruta para impulsar acciones en materia de seguridad en línea que protejan a las personas menores de edad.

El modelo 'We Protect' analiza seis ejes temáticos y un total de 21 indicadores, que reflejan la situación real del país en prevención, detección y atención de abuso sexual en línea de personas menores de edad.

"Si estamos caminando hacia la digitalización, debemos hacerlo con acciones concretas y directas, protegiendo a los niños y adolescentes", afirmó en un acto oficial el ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, Luis Salazar.

El funcionario subrayó que dentro de la Estrategia de Transformación Digital y el avance hacia la Cuarta Revolución Industrial, es "fundamental que consideremos todos los peligros y riesgos a los cuales están expuestos nuestros niños y adolescentes y de ahí tomemos decisiones concretas para poder protegerlos".

Las autoridades también divulgaron datos de la encuesta Kids Online Costa Rica, en su módulo de Violencia y Riesgos, efectuada por el Instituto de Investigaciones Psicológicas de la estatal Universidad de Costa Rica.

Entre los principales resultados se destacan que un 17 % de los niños y un 15 % de los adolescentes sufren maltratos en línea, mientras que quienes dicen haber recibido material desagradable por internet corresponde a un 8 % de los niños y un 11 % de los adolescentes.

Otros datos indican que el 6 % de los niños y adolescentes dicen haber sido discriminados en línea por sus características físicas, sociales o económicas; un 18 % de los adolescentes reveló haber sido contactado por desconocidos y u 16 % conoce personas que han hecho fotos o vídeos de sí mismos con contenido sexual.