En medio de una fiesta, gritos y cantos, Carlos Vives deleitó a Costa Rica

En lo que parecía una fiesta cultural con muchos venezolanos, colombianos, nicaragüenses y por supuesto costarricenses, el colombiano Vives puso a bailar y cantar a un Pedregal totalmente lleno este fin de semana.

Antes de que Carlos Vives saliera a escena, el grupo Bacilos inició la velada.

Todos los presentes empezaron a corear al unísono sus canciones más populares entre ellas "Caraluna", "Mi Primer Millón" y "Por Hacerme el Bueno", una de las más recientes.

El cantante Jorge Villamizar, no dejó pasar la oportunidad para dar un mensaje de apoyo a Venezuela en el que incluso dijo que sea quién sea y como sea, ya es hora de que saquen a "ese tipo", como mencionó él, de ese país. Asimismo, dijo a los nicaragüenses y cubanos presentes que también están en el corazón de todos.

Seguido de este mensaje entonaron "Tabaco y Chanel" que dedicó a todos los venezolanos.

El público los despidió con un caluroso aplauso y con ansias de que Vives saltara a escena.

Una hora después se apagaron las luces y tras un pequeño corto, el vallenato característico de Vives empezó a sonar.

Su presentación no inició tal como el público y artista esperaban. Problemas con el audio frustraron al artista y presentes y en vez de escuchar cánticos un "no se escucha" retumbó en Pedregal.

Unos minutos después el problema quedó en el olvido y el ritmo y canto colombiano sonó a lo largo y ancho del Centro de Eventos.

"La Bicicleta", "Robarte un Beso", "Un Poquito" y "Volví a Nacer", fueron de las favoritas de todos.

Otras dos que gustaron mucho fue "La Celosa", que confesó tener mucho de no cantar y "La Tierra del Olvido", para esta invitó a Villamizar de vuelta al escenario.

Además de Carlos Vives y Bacilos, se presentaron los DJs: Tocuma, Maxx y Jürgen Dörsam.