Santa y señora Claus bucean y sorprenden a visitantes de zoológico en México

Santa Claus y la señora Claus sorprendieron ayer a niños y grande al bucear y jugar en medio de un tanque del Acuario del Zoológico Guadalajara, en el occidental estado mexicano de Jalisco, como parte de las celebraciones navideñas.

Cada día Ana Arzate y Octavio Nuño dejan de lado sus actividades como biólogos del parque zoológico y se disponen a portar su traje de neopreno, tomar la manguera de oxígeno y vestir un traje rojo y blanco para caracterizar al personaje icono de la Navidad.

Como si se tratara de una chimenea, los buzos descienden al tanque donde habitan los catanes, una especie de pez de agua dulce endémica de México, y que ha sido decorado para la ocasión.

Los peces nadan entre un árbol de navidad, botas con caramelos y regalos mientras Santa y la señora Claus hacen piruetas para captar la atención de los niños que visitan el Acuario.

No hace falta mucho para que los pequeños comiencen a amontonarse alrededor. Con solo ver la imagen de Santa Claus, niños y adultos saludan, sonríen y se acercan para tomar fotos, mientras los buzos hacen muecas y poses divertidas con la barba y el traje flotando en el agua.

Van de lado a lado, se paran de cabeza, saludan y hasta sacan un oso, sirenas y juguetes de cartón escondidos entre las cajas de regalo.

El trabajo es complicado por las bajas temperaturas que alcanza el agua y el peso del traje, pero también divertido por la cantidad de expresiones mudas que los buzos alcanzan a captar desde el otro lado del vidrio, dijo a Efe Ana Arzate.

"Lo más gracioso fue un niño que iba pasando y no se lo podía creer, volteaba y yo venía que con los labios le decía a su mamá que sí existe Santa Claus y sentí muy bonito de poder hacer eso para los niños", expresa la joven buzo.