Morat: "Escribir canciones de amor que no suenen cursis es lo más difícil"

Son jóvenes, colombianos y han obtenido fama mundial con su música permaneciendo ajenos al reguetón. Ahora, el cuarteto Morat persevera en su escalada global con un nuevo disco de pop, "Balas perdidas", conscientes de que "escribir canciones de amor que no suenen a cliché o cursis es lo más difícil".

"Las letras son algo en lo que ponemos mucha atención para decir las cosas de la manera más clara y que se entiendan por igual en Argentina, en México o en España", destacaron hoy a Efe los cuatro miembros de esta agrupación: Juan Pablo Isaza, Juan Pablo Villamil, Simón Vargas y Martín Vargas.

Un disco de platino y otro de oro, una nominación al Grammy Latino y el galardón al mejor artista latino de Los40 Music Awards se encuentran entre los logros cosechados en los dos últimos años por Morat, que en el citado "Balas perdias" (Universal Music) han tenido oportunidad de colaborar con uno de los espejos en el que se miraban de niños, Juanes.

"Más que una influencia musical, para nosotros fue una referencia del tipo de artista que queríamos ser: alguien que toca sus instrumentos, que compone sus canciones, con toque de rock y también uno de los pioneros en salir de Colombia y triunfar", destacan.