Ed Helms: "Todos estamos buscando algo de esperanza a lo que agarrarnos"

 

La plataforma Netflix estrenó la película de comedia "Coffee & Kareem", donde el protagonista Ed Helms, afirmó que espera "llevar sonrisas a los hogares" mientras el mundo le hace frente al coronavirus.

"Todos nos sentimos con mucha ansiedad y estamos buscando algo de esperanza a lo que agarrarnos", comentó en relación a la pandemia del coronavirus.

"El entretenimiento es una buena distracción, que puede de alguna forma alejarnos de estos tiempos de ansiedad. Espero de verdad que esta película, como otras muchas cosas que hice en el pasado, pueda llevar una sonrisa a alguien en un momento en el que es difícil encontrar algo con lo que reírse", añadió.

Helms (Atlanta, 1974) es el principal protagonista de "Coffee & Kareem", comedia de acción para adultos y dirigida por Michael Dowse ("What If", 2013) que desembarcará mañana en Netflix con un reparto en el que también sobresalen Taraji P. Henson y Betty Gilpin.

De nuevo en la piel de uno de esos personajes patosos, ingenuos y con buenas intenciones que le han caracterizado a lo largo de su carrera, Helms, antes de promocionar la cinta, quiso mandar un mensaje de solidaridad a España nada más empezar la entrevista.

"Antes que nada, déjame decir que nuestros corazones están con ustedes en España. Sé que están viviendo algo demencial, pero es muy inspirador ver a tanta gente dando un paso adelante en hospitales o tiendas de alimentación, toda esa gente poniendo sus vidas en peligro solo para ayudar al resto. Solo quiero enviar toneladas de amor para allá y espero lo mejor", dijo.

Lea también: Luis Fonsi participará como juez en el programa "Songland"

Respecto a su primera colaboración con Netflix, "Coffee & Kareem" se centra en James Coffee (Helms), un policía blanco de Detroit con una gran habilidad para meter la pata y que, al mismo tiempo, está perdidamente enamorado de su novia afroamericana Vanessa Manning (Taraji P. Henson).

El problema para Coffee es que todavía no ha logrado ganarse a Kareem (Terrence Little Gardenhigh), el rebelde y deslenguado hijo adolescente de Vanessa y con quien se meterá en más de un lío por los bajos fondos de la ciudad.

"Simplemente me encantó que es atrevida, loca y que tiene una acción increíble", comentó Helms.

"Está escrita como un homenaje a las grandes comedias de acción de los años 80 como 'Lethal Weapon', 'Beverly Hills Cop' o 'Die Hard'", explicó el actor al referirse a su personaje como un tipo "con un buen corazón".

"No es exactamente el policía más fuerte, quizá tampoco sea el más duro. Pero tiene un buen espíritu, quiere hacer lo correcto y quiere ayudar a la gente", indicó.

Consciente de que la química entre cómicos es fundamental, ya sea con Steve Carell en "The Office" o con Bradley Cooper en "The Hangover", Helms tuvo que buscar esa chispa especial para "Coffee & Kareem" junto al joven Terrence Little Gardenhigh.

"Estoy acostumbrado a conectar con diferentes tipos de personas. Pero Terrence es brillante. Lo puedes ver en la película: es un talento natural, es muy divertido (...). Y tengo que decir que es un chico increíblemente maduro y que fuimos capaces de encontrar nuestra dinámica muy rápido", añadió.

Tampoco se cortó a la hora de alabar a Taraji P. Henson, el tercer vértice del triángulo de esta comedia.

"Es muy conocida por su actuación dramática, por roles intensos y duros. Estaba claro que es divertida, pero nunca la había visto tan divertida. Es una intérprete tan versátil... ¡Puede hacer cualquier cosa! Es casi indignante: estoy más que celoso", bromeó.

Con un humor que tiende a lo salvaje y que está dirigido a los adultos, "Coffee & Kareem" basa gran parte de sus chistes en las diferencias estereotipadas y reducidas a clichés entre las personas blancas y negras.

En este sentido, Helms ensalzó el carácter inocente de la cinta y consideró que la clave para no pasarse de la raya en el aspecto racial tiene que ver con el propósito que sostiene cada gag.

"Al final se trata de la intención detrás de esos chistes", reflexionó.

"Los chistes de esta película que tienen que ver con la raza no van con mala intención: van justo hasta la línea y creo que son divertidos porque la cinta, en su conjunto, tiene un aire amable", cerró.