La igualdad, otra vez asignatura pendiente en los Premios Goya

 Hace un año la gala de los Goya se llenó de abanicos rojos para exigir una mayor presencia femenina en el cine español, pero de cara a esta 33 edición que se celebrará el 2 de febrero en Sevilla (sur) no ha habido grandes cambios: un 73,5 % de los nominados son hombres frente al 26,5 % de mujeres.

De un total de 121 finalistas a los premios del cine español -se incluyen todas las categorías del cine español, excepto las de interpretación que se definen por el género- 89 son hombres y 32 mujeres, según el recuento efectuado por Efe.

Este año no hay ninguna nominada al Goya a mejor dirección. Tampoco en música, dirección de fotografía y animación, mientras que en montaje, sonido y efectos especiales su aparición es marginal y solo en diseño de vestuario -categoría tradicionalmente femenina- acaparan la totalidad de las candidaturas.

Los brotes verdes asoman en cambio en el apartado de mejor dirección novel, donde tres de las cuatro nominaciones corresponden a mujeres.

Se trata de Arantxa Echevarría, por "Carmen y Lola" -que también compite por el Goya a mejor película-; Ana Jaurrieta, nominada por "Ana de día", y Celia Rico, por "Viaje al cuarto de una madre". La cuarta candidatura es para los hermanos Esteban Alenda por la película "Sin fin".

"Es un dato para celebrar, pero también para preguntarnos por qué no ha ocurrido antes; talento femenino hay, pero no se ha confiado en nosotras", señala Rico, que ha debutado con un delicado relato sobre las relaciones madre e hija, protagonizado por Lola Dueñas y Anna Castillo, ambas nominadas también por su trabajo.