John Travolta y Kelly Preston, marido y mujer en la vida real, revivieron la "difícil" experiencia de perder a un hijo en la película "Gotti", algo que, explicaron en entrevista con Efe, les recordó el fallecimiento de su hijo Jett en 2009.

"No puedes evitar que (esas escenas) te recuerdan lo que pasaste", admite Travolta, que encarna en esta película que se estrena el próximo viernes en Estados Unidos a John Gotti, el líder de la familia Gambino, considerada una de las mafias más poderosas de la historia de Estados Unidos.

El actor explica que aunque ese sentimiento está bien presente también tenía la "obligación profesional" de interpretar el duelo tal y como lo pasaron los Gotti: "Tienes que cuidar mucho de no cruzar tu experiencia con la de ellos".

"Fue un reto", reconoce Preston, quien interpreta a Victoria Gotti, la esposa del capo, sobre la mezcla de sentimientos al recordar a Jett, su hijo mayor y quien falleció a los 16 años en 2009 por causas naturales en Bahamas. "Pero los dos quisimos honrar la vida de su hijo y también entregarnos porque así fue como ellos se sintieron".

La muerte del hijo es una de las escenas más duras de esta adaptación del libro "Shadow of My Father (Sombra de mi padre)", escrito por John A. Gotti, mejor conocido como Junior, el hijo mayor de Gotti.