"Countdown" y "Black and Blue" lideran una semana calmada en cines de EE.UU.

 

La cinta de terror "Countdown" y el filme policíaco y de acción "Black and Blue" son los estrenos más destacados de un fin de semana sin grandes lanzamientos y de transición en la cartelera de Estados Unidos.

Tras la llegada el pasado fin de semana a la pantalla grande de "Maleficent: Mistress of Evil" y a la espera de que el 1 de noviembre desembarque "Terminator: Dark Fate", los cines estadounidenses acogerán los estrenos de una serie de películas que no se espera que triunfen en taquilla.

A muy pocos días de que se celebre Halloween, los aficionados al cine de terror tendrán una propuesta a su medida con "Countdown", película dirigida por el debutante Justin Dec y con un reparto de caras no muy conocidas para el gran público que encabeza la actriz Elizabeth Lail.

Con una premisa que recuerda a la exitosa saga "Final Destination", "Countdown" plantea un futuro en el que una aplicación es capaz de predecir los años, meses y días que le queda a cada persona antes de fallecer.

El problema para la joven protagonista de esta cinta es que la aplicación asegura que solo tiene tres días más de vida.

Naomie Harris, que recibió una nominación al Óscar por "Moonlight" (2016), y Tyrese Gibson, muy conocido por su participación en las cintas de "Fast & Furious", forman la pareja protagonista de "Black and Blue", filme de acción con la firma del realizador Deon Taylor ("Meet the Blacks", 2016).

Alicia West (Harris) es una policía novata y afroamericana en Nueva Orleans (EE.UU.) que presencia un crimen cometido por uno de sus compañeros, lo que la lleva a ser objeto de una cacería por parte de los agentes para que no desvele la corrupción de las fuerzas de seguridad.

El director de origen mexicano Alfonso Gómez-Rejón estrena por fin "The Current War", una cinta de complejísima gestación y conflictivo lanzamiento que cuenta, no obstante, con un destacado elenco en el que aparecen Benedict Cumberbatch, Michael Shannon y Tom Holland.

Esta película se estrenó en 2017 en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) y sonaba como aspirante a los Óscar, pero sus derechos de distribución estaban en manos de The Weinstein Company, por lo que quedó completamente olvidada y en la estantería tras los numerosos escándalos sexuales desvelados en contra de Harvey Weinstein.

Ahora se estrenará con un montaje diferente y después de haber sido comprada y vendida por varias compañías diferentes.

La película, que en su día también se vio lastrada por unas críticas no excesivamente entusiastas, narra la disputa entre Thomas Edison y George Westinghouse con el desarrollo del sistema eléctrico como telón de fondo.