La Semana de la Moda de Nueva York se prepara para reinventarse con Tom Ford

Nueva York vuelve a convertirse en la capital de la moda con una "Fashion Week" (NYFW) más corta que busca reinventarse bajo la batuta del diseñador estadounidense Tom Ford, en un evento que siempre atrae firmas emblemáticas como Óscar de la Renta, Carolina Herrera o Marc Jacobs.

Ford relevó a Diane Von Furstenberg en la presidencia del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos (CFDA, en inglés) después de 13 años y su primera decisión fue reducir la agenda oficial de la Semana de la Moda a seis noches y cinco días, aunque el cúmulo de eventos que convoca la cita sobrepasa esos límites.

En esta edición estarán presentes más de medio centenar de diseñadores, entre ellos algunos abanderados nacionales como Ralph Lauren, Michael Kors y Tommy Hilfiger, quien regresa a la Gran Manzana acompañado de la actriz Zendaya con un desfile especial en el histórico teatro Apollo de Harlem.

Y es que la CFDA busca revigorizar la que fue un día la pasarela más influyente del circuito, que en los últimos tiempos ha tenido que prescindir de Alexander Wang, por discrepancias con el calendario, o de Calvin Klein. por problemas financieros, mientras otras firmas prefieren acudir a París o Milán, como BOSS.

Los cambios se apreciarán ya el 6 de septiembre, en la apertura oficial de la NYFW, que habitualmente corría a cargo de Tom Ford y esta vez protagonizará la marca urbana Telfar, seguida por el japonés Tomo Koizumi, cuya colorida estética "camp" se ha hecho con multitud de adeptos, y el extravagante Jeremy Scott.

Ford muda su pasarela al humilde lunes, mientras que Ralph Lauren optó por ofrecer el sábado en la noche un "show" en un club privado que previsiblemente reunirá a las caras más bonitas del papel cuché. Lo que se mantiene fijo es el cierre, que desde hace años lleva el nombre de Marc Jacobs.