La canción, compuesta por su compatriota Camilo Echeverry y los venezolanos Mau y Ricky, hijos de Ricardo Montaner, está llena de erotismo y sensualidad, aunque "contada con cuidado y sin perder el lenguaje nuestro", asegura Juanes.

Y es que, a solo dos meses de cumplir 46 años, que celebrará el 9 de agosto, Juan Esteban Aristizábal, su nombre de pila, se inspiró en su realidad vital en Miami para comenzar a componer su próximo álbum, el octavo como solista.

Dice que se quiere divertir. Sus hijos ya no demandan la atención constante. El menor, Dante, cumple 9 años en septiembre, mientras sus hijas -Luna tiene 14 años y Paloma 12- ya rondan la adolescencia.

"Estoy con la esencia de lo mío. Cuando llega el fin de semana me quiero ir a divertir, a bailar, a cenar, al cine. Quiero irme de fiesta y de eso va mi nuevo disco", anticipa.

Aunque muchos exponentes del pop latino coquetean con la música urbana, Juanes reconoce que esta nueva etapa musical es producto de la influencia de sus hijos.

"Lo ponen las 24 horas. Me acostumbré demasiado a ese ritmo", reconoce entre risas, pero subraya que aunque en "Pa dentro" se oye la base rítmica del reguetón, jamás se consideraría un reguetonero, "por respeto", aclara.

"No sería capaz", afirma, e insiste en que el reguetón es un movimiento y un estilo de vida que no es el suyo, como sí lo es la fusión de la música y, como en este caso, inspirarse en el folclor latinoamericano para crear su propia versión de música de fiesta, "que sea extemporánea, que viva para siempre".

"Pa dentro" se estrenó en la noche de este jueves, al igual que un colorido y artístico vídeoclip que lo acompaña y que fue grabado en Medellín, su ciudad natal.

La canción está llena de referencias a los temas que le preocupan como padre, como latinoamericano y como ciudadano del mundo: la igualdad de género y la violencia urbana.

"Quisimos, inspirados en las publicaciones de moda, usar una serie de imágenes que en teoría no tienen nada que ver unas con las otras, pero que contaran de una forma no lineal historias que todos conocemos y llaman la atención", indicó el artista.

La producción, que está a cargo de los franceses Lionel Hirlé y Grégory Ohrel, mejores conocidos como Greg & Lio, muestra la diversidad latinoamericana a través de una mujer poderosa, dominando al hombre.

Para ello, apostaron por un amplio grupo de jóvenes colombianas que reflejan las múltiples razas y tipos de mujeres que existen en el continente en una imagen además muy alejada de la habitual cosificación sexual de la música latinoamericana actual.

"Es un relato clarísimo de lo que vivimos, lo que viven muchos jóvenes en nuestros países", subrayó el colombiano, quien además mencionó la situación de desigualdad social y la violencia policial en las calles entre los temas álgidos que quiere narrar.

"Venezuela, Nicaragua, en la misma Colombia. En Latinoamérica en general se vive ese choque de fuerzas", indica el ganador de veinte Grammy Latino y dos Grammy, que ya prepara el "segundo brazo" de su próxima gira por Europa y América Latina.

Así, y mientras da los últimos retoques a su nueva producción, que espera sacar al mercado en 2019, Juanes sigue viajando con su música, su familia y con "el corazón gigante".

"Nos han tratado increíble en todas partes que hemos ido", indicó el artista. "Cada vez recibo más y siento que debo dar más calidad, más tiempo, más atención. La música y el público son sagrados y merecen lo mejor".

El próximo concierto de Juanes se celebrará en San Juan el 15 de junio, para actuar un día más tarde en Puerto Plata (República Dominicana). Posteriormente se trasladará a Viena (13 de julio) y dará cinco conciertos en España entre el 1 y 10 de agosto.