El espacio cultural, ubicado en el corazón de San José, fue creado en el siglo XIX e inaugurado en 1897. Su infraestructura condujo a una transformación en el paisaje urbano, sin embargo, el edificio actualmente tiene muchas vulnerabilidades y esta inversión forma parte de las medidas para protegerlo.

El préstamo permitirá sustituir los sistemas eléctricos, la construcción de un mecanismo contra incendios, actualizar tecnológicamente el escenario e implementar proyectos de conservación y restauración.

Además, de la construcción de un inmueble para albergar las oficinas administrativas y equipos que puedan representar un riesgo de incendio o desgaste para el edificio histórico, y así dedicar al teatro únicamente para espectáculos y visitación turística.

"El Teatro ha atravesado 120 años, tiene un estado de integridad muy alto, pero tenemos que apoyarnos en otros métodos de protección ya que hay sistemas como el eléctrico que está obsoleto y desactualizado y en cualquier momento podemos tener una urgencia", explicó a Efe el director del Teatro Nacional, Fred Herrera.

Para las autoridades costarricenses preservar el inmueble es también fortalecer un espacio de intercambio cultural, que promueve el desarrollo de las artes escénicas y musicales.

El préstamo para la conservación de recinto entrará a regir una vez que el proyecto llamado "Contrato para el programa integral de seguridad y conservación del monumento histórico del Teatro Nacional de Costa Rica y el BCIE", sea ratificado en el Congreso.