Un año después de que el cáncer empezara a remitir, Doherty se ha mostrado "positiva y saludable" a través de su cuenta de Instagram y ha asegurado que seguirá "luchando y aprendiendo".

A través de su cuenta de Instagram, la actriz mantiene a sus seguidores informados sobre su estado de  salud.

Doherty también explicó, que la elevación de los niveles podría deberse a factores diferentes al cáncer, como a la falta de Vitamina D, también ha utilizado este momento para enfocarse “en lo que es realmente importante en la vida”.