Inicialmente, Dion no había planeado celebrar de forma especial su medio siglo de vida y de hecho tenía pensado actuar en The Colosseum del hotel Caesars Palace de Las Vegas como lo ha hecho de forma ininterrumpida desde 2011.

Pero una operación de oído ha obligado a la artista canadiense ha tomarse un respiro de tres semanas, lo que le permitirá celebrar su cumpleaños en casa con sus tres hijos, René-Charles, de 17 años de edad, y los gemelos Nelson y Eddy.

En una reciente entrevista, Dion reconoció que los cumpleaños no le vuelven loca y que prefiere estar sobre un escenario antes que en una fiesta para celebrar su aniversario.

Pero la artista también reconoció que cumpleaños 50 es un poco especial porque el cinco es su "número de la suerte".

"Así que estoy bastante entusiasmada con cumplir los 50", añadió.